“La gran apuesta”, la verdad como acto revolucionario

 

the_big_short

En 2006 la policía detuvo en el centro de Londres a un señor que portaba una pancarta con el mensaje: “En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario”. Se lo acusó de transgredir la reciente ley que prohíbe llevar a cabo protestas políticas a menos de 500 metros del parlamento sin autorización. La Ley Mordaza silenciando a Orwell. Sobrecoge la ironía de los tiempos que nos ha tocado vivir.

El eslogan orwelliano también podría ser el de La gran apuesta, película dirigida por Adam McKay, adaptación del libro homónimo de Michael Lewis. Se trata de la historia real de algunas de las personas que lograron prever el colapso inmobiliario de 2007 en EEUU, dando lugar a la crisis económica mundial, y que decidieron apostar contra el sistema, ganando mucho dinero. Los personajes en la ficción parten de diversos lugares dentro del sistema, sus motivaciones son diferentes, y atravesando el lodazal de corrupción y necedad que es el sistema financiero llegarán a conclusiones dispares.

Pero antes, un aperitivo de lo que es la especulación financiera.

¿Alguien se acuerda de Alessio Rastani? Probablemente no. En 2011, durante una entrevista en la BBC, este agente de bolsa – trader – independiente, expresó una verdad que rara vez alguien de su sector admite en público. Lo hizo, no como un acto revolucionario o una confesión, sino jactándose del negocio que se trae entre manos: “Soy un trader (…) si veo una oportunidad de ganar dinero, voy a por ella. A los traders no nos preocupa que la economía se arregle. Nuestro trabajo es ganar dinero con eso”.

THE BIG SHORT

Esta es la clase de tipos que se topa Mark Baum, personaje interpretado con gran talento por Steve Carell, en La gran apuesta. El propio Baum pertenece al gremio, en un fondo de inversiones, pero desde el inicio es la voz descreída con el sistema que va guiando al espectador por el itinerario de la crisis desde su gestación, un par de años antes. La otra voz, a veces en off, que narra los hechos es la de Ryan Goslin, en el papel del antihéroe entre los antihéroes. Un empleado del Deutsche Bank que apuesta contra sus patronos. Una especie de Jordan Beltfore (El lobo de Wall Street y la vida real) sin los excesos derivados de las drogas. Christian Bale hace del agente semi-autista de otro fondo de inversiones que descubre en primer lugar la burbuja inmobiliaria que se está formando. Su excentricidad más notable es escuchar a todo volumen Pantera y Metallica para concentrarse en el trabajo. Brad Pitt, también productor ejecutivo de la película, se reserva un rol de experto retirado, completamente outsider, que vuelve como mentor de dos pipiolos que buscan “jugar” con los grandes. Es la voz de la conciencia, como ya lo fue en 12 años de esclavitud, y tiene una de las mejores alocuciones de la peli, cortando en seco el festejo de sus discípulos: “Estamos apostando contra la economía de EEUU. Si tenemos razón, la gente perderá sus casas, sus trabajos. La gente perderá sus pensiones. ¿Sabes lo que odio de la jodida banca? Que reduce a la gente a números. Aquí va un número: cada 1% que sube el paro 40.000 personas mueren, ¿lo sabías?”

Christian-Bale-on-Drums-Pantera-Mastodon

Excelente guión, diálogos agudos, actuaciones solventes e incluso notables (actrices no hay, esta es una historia de machos). Un drama contado en un acertado tono de comedia negra, con un montaje quizá demasiado agitado, pero resolutivo e inteligente en su tratamiento de un tema complejo como es la macroeconomía. Se vale de múltiples acotaciones explícitas para facilitar la comprensión al espectador, un poco al estilo Michael Moore en sus documentales; la más divertida, los cameos de famosos explicando metafóricamente conceptos económicos. La ocurrencia ya viene en el libro, aunque cambian las celebrities. Aquí son la actriz Margot Robbie (la mujer de Beltfore en El lobo de Wall Street), el chef Tony Bourdain y la cantante Selena Gómez.

La gran apuesta cumple con lo que promete. Es didáctica y entretenida, hablando de un tema complejo y que podría resultar tedioso. Habrá quien atribuya más culpa del desastre a la estupidez y otros a la vileza de mercados e instituciones. La película apuesta por una fórmula mixta bastante verosímil. Seguramente no sea revolucionaria, pero lo que sin duda contiene es mucha verdad.

margotrobbie1

Publicado en The Way Out Magazien el 23/01/2016.

Anuncios

Un pensamiento en ““La gran apuesta”, la verdad como acto revolucionario

  1. Hola !!
    He conocido la pagina a través del concurso de los Premios 20Blogs de La Blogoteca.
    Un blog realmente interesante por cierto, ha sido toda una sorpresa, mi enhorabuena !! y ya tienes un nuevo lector !!
    Te invito también a pasarte por mi blog participante por si puedes darme algún empujoncito o simplemente quieres visitarlo:
    “Licencias de Apertura y Actividad”
    http://lablogoteca.20minutos.es/licencias-de-apertura-y-actividad-53669/0/
    o
    http://www.madridlicencias.com

    Suerte y gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s