Voi ch’entrate

—¿Quién eres? —se oyó preguntar absurdamente desde eso que no podía ser el sueño ni la vigilia.

—Qué importa —dijo el extranjero.

                                                                                                                     Julio Cortázar

Se preguntaba Isaac Davis (aka Woody Allen) en Manhattan (1979) “¿por qué vale la pena vivir?”. Por mi parte yo podría decir: Ten, de Pearl Jam, las BBC Sessions, Silvio Rodriguez, Marisa Monte; los versos de Benedetti, la prosa de Chandler, Coetzze o Poe; Rayuela, The Catcher in the Rye, Patas arriba; volver a Madrid, Puerto Viejo, London, Venezia; el Musée d´Orsay, El perro semihundido, Muchacha en la ventana, Amedeo Modigliani, Michelangelo; las playas del Sur, Pocitos, Punta Ballena; los buñuelos de algas, las lentejas, el mojito; Cartier-Bresson, Clint Eastwood, David Fincher; Chaplin, Billy Wilder y por supuesto, Woody Allen.

Blog de crítica cinematográfica y crónicas culturales de Gerardo Silva Campanella (https://about.me/gsilvacampanella).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s